EL MATE LITERARIO es una experiencia docente donde cien alumnos, directivos, profesores y bibliotecarios se reúnen para tomar mate y escribir relatos a partir de consignas de escritura. Los géneros a abordar: cuentos policiales, de terror, maravillosos, mitos urbanos, interpelan la identidad de los participantes convirtiendo a la escuela en un espacio “practicado” que deja de lado el “pintorequismo” de ocasión y recae sobre la historia nuevayorquina presentando su potencial narrativo.

El mate literario en la escuela de la Nueva York

Para parte de la población de Berisso el barrio de la calle Nueva York es un “lugar vacío”, no porque no posea población sino porque los sujetos sociales que allí habitan se han convertido históricamente en “invisibles”. El evento denominado “Mate literario” se fundamenta en el propósito de contrarrestar este mito haciendo “visible”, por medio de la escritura y la discusión de sentidos, a los sujetos que la habitan. El lugar elegido es, tal vez, el más emblemático, su Escuela, espacio propicio para explicar que el barrio es un “lugar practicado”, con sujetos, alumnos y docentes, con historia y cosas por decir. De este modo se piensa “El mate…”, como un lugar de seguridad donde - y aunque se practique sólo una mañana-, cien alumnos con sus docentes de Literatura, bibliotecarios y directivos, se convertirán en talleristas y coordinadores que se involucren en los relatos desde una mirada sociocultural que habilita lo que los chicos y chicas “pueden” (lo que se ve) y postergando lo que “no pueden todavía” (lo que no se ve).

El “Mate literario” no se piensa como un hecho pintoresco para contener alumnos y alumnas de contextos desfavorables. Todo lo contrario, se lo concibe como una instancia donde los talleristas son “productores culturales” cuya validez no reside en sus orígenes de clase, sino, simplemente, en que son sujetos de derecho que ya saben narrar y narrarse una identidad más allá de las faltas ortográficas. Por último, “El mate…” esconde una postura epistémica sobre la enseñanza de las Prácticas del Lenguaje y la Literatura en la escuela, esto es, creemos que llevar el Taller al centro del aula para abordar contenidos de la disciplina obliga a revisar las representaciones que los docentes tenemos de los alumnos, de nosotros mismos y de la asignatura.

domingo, 1 de mayo de 2011

El cuento maravilloso: una parodia

El siguiente es un fragmento del cuento tradicional “La bella y la bestia”
“-¿Me permites Bella que te vea cenar?- preguntó el monstruo.
-Bueno, eres el amo.
-Al contrario, aquí la dueña eres tú. Dime, en verdad soy muy feo?
-No lo puedo negar, porque no me gusta mentir- dijo la Bella.-Pero pareces bastante bueno.
-Bueno Bella, espero que no te aburras aquí. Todo lo que hay en la casa te pertenece y me daría mucha pena que no estuvieras contenta,
Estas palabras tranquilizaron a Bella, que comió con muchas ganas. Pero casi se muere de susto cuando escuchó que la Bestia le decía: Te casarías conmigo?
Tardó un rato en contestarle. Hasta que tomó coraje y respondió:
-No, Bestia.
Al oir ésto, el pobre monstruo dio un horrible suspiro, le deseo las buenas noches y se alejó cabizbajo. Cuando se quedó sola, la Bella sintió mucha compasión por él. “Qué lástima”, pensaba, “que sea tan horrible y tan bueno”.
Así pasaron tres meses. La Bella llevaba una vida tranquila en el castillo y se había acostumbrado a la Bestia que le parecía cada vez mejor persona.
Cierto día, la Bella pidió permiso para ir a su casa  ocho días. La Bestia accedió pero le rogó que volviera en ese tiempo porque si no él moriría.
Partió la muchacha con regalos para todos y se alegró mucho de ver a su padre y a sus hermanas. Pero estas sintieron envidia al verla feliz y decidieron retenerla en la casa para provocar el enojo de la Bestia. Pasados los ocho días, ante los ruegos de sus hermanas, la Bella se quedó dos días más. Pero al décimo día vio en sueños el jardín de la Bestia, donde esta yacía moribunda. Al despertarse partió de inmediato.
Encontró al monstruo en el lugar del sueño. Sintió tanto dolor al verlo a punto de morir que lo abrazó y le pidió que viviera para casarse con ella. Apenas pronunció estas palabras, escuchó música y vio luces de fiesta. A sus pies, en lugar de la Bestia había un hermoso príncipe que le daba las gracias por haber roto su encantamiento: un hada perversa lo había condenado a vivir con la forma de la Bestia hasta que una hermosa joven aceptara casarse con él. El final, ya se lo podrán imaginar.”

Te proponemos que vuelvas a contar la historia o lo que recuerdes de ella, pero cambiando algunas cosas. Te damos dos posibilidades para que elijas una:
Uno. Si la Bella fuera bella pero malvada, astuta y muy interesada, ¿cómo sería el cuento?
Dos. Si fuera la Bella la que se enamora de la Bestia pero la Bestia no la aceptara, ¿cómo sería el cuento?


Esclavo de bella
la bestia invito a comer a la bella pollo a la sal y la bella dijo- “esta comida esta un asco” la bestia se puso mal y mando a hacer otra comida unos ravioles con salsa. Entonces luego de probarla la bella comento “esto esta crudo aprende a cocinar”. La bestia se puso mal y empezó a llorar y se encerro en su cuarto.
Ella lo fue a buscar y le dijo: “sos un maricon no sabes cocinar y encima te ofendes andate a cagar”
La bella estaba interezada en el reinado para tener a todos como esclavos. no tenia ni compasión por la  bestia. bella le dice, si mañana me cocinas mejor vengo otra vez y tenes mas posibilidades de estar conmigo.  Al otro dia ella va vestida con unas llantas, un chupin rotito y una casaca de boca. Llego agitándole la mano y le dijo “eh gato comprame un auto sino te mando en cana”. La bestia se quedo sorprendido por que la bella se entero de su secreto. Si guardas el secreto te doy todo menos el reinado. Entonces ella le contesta: si vos te heces el ortiva llamo a los pibes de estrella y que te hagan mierda por violin…la bestia se cago todo porque le tenia miedo a los pibes de estrella y le entrego todo hasta su reinado. Quedo esclavo de bella.

Escritoras: Tomi, cele, Agus, Shani.



La bestia y la “turra”
La Bella la conocía todo el barrio por interesada y como la Bestia no la conocía cayo en la trampa de ella, y como la Bella era una hija de puta interesada se aprovecho de la Bestia para sacarle la plata.
La Bella antes de pedirle matrimonio le rebiso sus cuentas y tarjetas para ver cuanta plata tenia guardada, antes de casarse los algunos amigos de Bestia que conocían a la Bella, le advirtieron a el que ella era una interesada. pero el no le pasaba cavida, y finalmente se casaron.
Un tiempo después, la Bella, planiaba matarlo para quedarse con su herencia.
A la mañana siguiente en la hora del desayuno le puso veneno en el café y se murió.
Finalmente la Bella cumplió con su objetivo de quedarse con su herencia y el castillo.

Escritores: Agustín Peralta, Lautaro Lepeda, Elias Gordillo, Santiago Santilli, Walter Ursagaste.


“La bestia y la Bella
¿Me permites monstruo que te vea cenar? Preguntó la Bella.
- Bueno, eres la dueña.
- Al contrario, aquí el amo eres tu.
- Bueno Bestia, espero que no te aburras aquí. Todo lo que hay en la casa te pertenece y me daría mucha que no estuvieras contento,
Estas palabras tranquilizaron a la Bestia, que comio con muchas ganas. Pro casi se muere de susto cuando escucho que la bella le decía: te casarias conmigo?
tardo un rato en contestarle. Hasta que tomo coraje y respondó:
- No bella.
Al oir esto, la pobre Bella dio un horrible suspiro, le deso las buenas noches y se alejo. Cuando el se quedo solo, la Bestia sintió mucha compasión por ella.
Así pasaron tres meses, la Bestia llevaba una vida tranquila en el castillo y se había acostumbrado a la Bella que le parecía cada vez mejor persona.
Cierto día, la Bestia pidió permiso para ir a su casa ocho días. la Bella accedió pero le rogó que volviera en ese tiempo porque sino ella moriría.
Partió el muchacho con regalos para todos y se alegró mucho de ver a sus padres y a sus hermanos. Pero ellos sintieron envidia al verlo feliz y decidieron retenerlo en la casa para provocar el enojo a la Bella. Pasados los ocho días, ante los ruegos de sus hermanos, la Bestia se quedó dos días más, Pero al décimo día vio en sueños el jardín de la Bella, donde Bella se sintia moribunda.
Al despertarse partió de inmediato.
Encontró a la Bella en el lugar del sueño. Sintió tanto dolor al verlo a punto de morir que la abraza y le pidió que viviera para casarse con el. Apenas pronuncio estas palabras, escucho música y vio luces de fiesta. A sus pies, en lugar de la bella había una hermosa bestia que le daba las gracias por haber roto su encantamiento:  un ada perversa la había condenado a vivir con la forma de la bella infeliz pero ella quería la felicidad.

Escritores: Nahuel, Ariel, Daiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada